Peter Strzok participó en investigación sobre la trama rusa cuando se divulgó una conversación privada con su amante

AGENCIAS

WASHINGTON.- El agente Peter Strzok, el empleado del FBI que aseguró en un mensaje personal que evitaría que el ahora presidente Donald Trump llegue a la Casa Blanca, fue despedido de la agencia.

Según un comunicado de su abogado, el Buró decidió que Strzok dejara de formar parte de su equipo de investigadores el pasado viernes después de que hace meses se hiciera pública una conversación en privado con su amante durante la campaña electoral de 2016.

En ese diálogo, una abogada del FBI con la que Strzok mantenía una relación sentimental preguntaba al entonces agente si Trump llegaría a ser presidente y él le respondió: “No, no lo conseguirá. Lo pararemos”.

Strzok participó en las pesquisas sobre el uso del correo electrónico de Hillary Clinton, ex rival electoral de Trump, y en el inicio de la investigación sobre la trama rusa, que lidera el fiscal especial Robert Mueller, hasta que se hizo pública la conversación con su amante y fue apartado del caso.

“Finalmente”, expresó Trump tras conocerse el despido, y volvió a pedir que finalice la investigación que llama “caza de brujas”.

Por su parte, el abogado de Strzok consideró el despido como “una salida de las prácticas típicas” del FBI, que “contradice” las afirmaciones de su jefatura que aseguró en el pasado que seguiría los procedimientos normales en el caso de su cliente.

“Esta decisión debería ser muy preocupante para todos los estadounidenses”, dijo Aitan Goelman en un comunicado. “Una larga investigación y múltiples rondas de testimonios del Congreso no produjeron ni una pizca de evidencia de que los puntos de vista personales del agente especial Strzok hayan afectado su trabajo”, aseguró.