La exdirigente del SNTE reapareció tras más de cinco años de prisión; acusó una “persecución política” en su contra y deja ver que peleará el liderazgo del sindicato

MÉXICO.- Con un mensaje de menos de 15 minutos, la exlideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, reapareció este lunes en la vida pública presumiendo su libertad y declarando que siempre estará “del lado de los docentes y de la defensa de la educación pública en México”.

Estoy libre… y la Reforma Educativa se ha derrumbado, aseguró Gordillo, en su breve mensaje en el que no aceptó preguntas de los representantes de medios de comunicación que la atendieron en un hotel en la zona exclusiva de Polanco, 13 días después de obtener su libertad.

En el mensaje, Gordillo afirmó que todo lo que vivió en estos años producto de una persecución política, acoso e injusticia.

“Es producto de un expediente basado en mentiras y acusaciones falsas de algo que no cometí. Soy inocente”, exclamó mientras mostró los papeles que le otorgan su libertad tras ser absuelta por los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero.

Gordillo, quien fue titular del SNTE por 24 años, declaró que “es momento de recuperar la fortaleza, con grandeza de espíritu pero con contundencia. Ejerceré mi libertad consciente de que siempre mi lugar ha estado y estará a un lado de los maestros, de las maestras de México y de la defensa de la educación pública de excelencia”, puntualizó.

Su mensaje, con la voz quebrada, pareció advertir que está dispuesta a reclamar el liderazgo del magisterio.

“Lamento también que algunas actitudes que se me atribuyeron hayan contribuido a que fuéramos un blanco fácil, un chico expiatorio al que se le culpó de todo (…) A las maestras y maestros de México les pido que se entreguen a los niños ya las niñas con la tranquilidad de que sus preocupaciones deberán ser fielmente defendidas. Los derechos los defenderemos con puntualidad”, dijo.